Blog

Cocinar a las brasas, todo lo que necesitas saber (con recetas)

brasas

Con la llegada de las vacaciones no hay nada que apetezca más que una buena barbacoa para compartir momentos únicos con la familia o los amigos. Aunque cocinar a las brasas puede parecer fácil, dejar la carne o las verduras en su punto tiene sus secretillos. Voy a darte una serie de normas y trucos para que te salga perfecta.

Barbacoa o parrilla

Si, son diferentes. La barbacoa siempre lleva tapa y puedes hacerla servir también como horno, las típicas que vemos en las películas americanas. Todo lo que no lleve esta tapa se considera una parrilla.

Leña o carbón

Lo más habitual, por la facilidad para conseguirlo, es el carbón vegetal que encontramos en muchos comercios. Es importante utilizar un carbón de calidad, preferiblemente de encina y al que podemos añadir hierba como el romero o el tomillo para darle un toque de aroma al plato.

Pon la proporción de carbón necesaria para la cantidad de alimentos que tengas que cocinar, más vale que sobre porque si te quedas sin brasas a media cocción volver a hacerlas requiere tiempo.

Si utilizas leña has de saber que tarda un poco más de tiempo en hacer brasa pero el resultado es espectacular en sabor y aroma. Para las carnes es ideal la leña de sarmiento de vid y en general funcionan muy bien la de encina, pino y olivo.

Utiliza pequeñas astillas o piñas para el encendido y una vez prendidas incorporamos el carbón o la leña.

Planificación

Todos tenemos en mente la idea de que la barbacoa es algo rápido que se puede hacer en cualquier momento, pero una buena planificación es necesaria para obtener los mejores resultados.

Diseñar el menú, tener en cuenta el número de personas que van a comer y no excedernos en la cantidad de comida, acompañar las carnes o pescados con guarniciones de verduras o ensaladas…, y salsas como el chimichurri, el allioli….

Cocinado

El secreto de una buena barbacoa o parrillada reside en las brasas, las llamas deben estar completamente apagadas, con ese precioso tono rojizo y bien repartidas por toda la superficie. Es importante también que puedas tener diferentes alturas de cocinado para poder controlar la temperatura acercando o alejando los alimentos de las brasas.

Tenemos que cocinar los alimentos en el orden adecuado ya que no todos se hacen en el mismo tiempo. A las carnes hay que darles la vuelta una única vez, cuando estén hechas por un lado y salar al final de la cocción para que no queden secas.

El cerdo y el pollo son los que más tardan en hacerse, por lo tanto son los primeros que debes poner en la parrilla. Pero sin acercarlos excesivamente a las brasas, que estarán muy fuertes al principio, y evitar que se nos quemen por el exterior.

Ternera, cordero, buey, hamburguesas, se hacen en menos tiempo, hay que dejarlos para el final y cocinarlos más cerca de las brasas.

Para los pescados necesitas parrillas especiales y bien engrasadas para evitar que se nos pegue en exceso.

Las verduras se hacen en poco tiempo y también necesitas que la parrilla esté engrasada o puedes impregnarlas con un poco de aceite. Cuidado con la temperatura para que no se quemen.

brasas

Y cuando las brasas pierden su intensidad ha llegado el momento del postre. Si, si, las frutas también pueden cocinarse en la parrilla, sandía, brochetas de diferentes frutas, higos…, pincela con miel para que caramelice con el calor y disfruta de un sabor sorprendente.

brasas

4.0 from 1 reviews
Carrilleras maceradas en vino y romero
Raciones: 4 personas
 
Ingredientes
  • - 4 carrilleras (con hueso o deshuesadas)
  • - ramita de romero
  • - vino tinto
  • - sal
Preparación
  1. Para macerar la carne he utilizado la técnica del vacío, puedes utilizarla si tienes envasadora de vacío en casa. Pon las carrilleras en la bolsa y añade unas hojitas de romero y 1 o 2 cucharadas de vino, haz el vacío y deja macerar en la nevera como mínimo ½ hora.
  2. Si no tienes envasadora, pon la carne en un bol junto con el romero y cubre con el vino. Deja macerar de un día para otro. Escurre.
  3. Cocina la carne en las brasas, aromatizadas con romero, a media altura para que se hagan bien por dentro sin quemarse.

4.0 from 1 reviews
Asadillo manchego
 
Ingredientes
  • - 3 pimientos rojos
  • - 3 o 4 tomates
  • - sal
  • - comino en polvo
  • - aceite
  • - vinagre
Preparación
  1. Unta los pimientos y los tomates con un poco de aceite de oliva.
  2. Cocínalos a la brasa hasta que estén tiernos dándoles vueltas para que se hagan por todos lados.
  3. Los tomates tardan menos en hacerse que los pimientos.
  4. Una vez asados ponlos en una fuente y tápalos para que puedas quitarles la piel fácilmente.
  5. Cuando estén frios retírales la piel y las semillas tanto a los tomates como a los pimientos.
  6. Trocéalos y aliña con sal, vinagre, aceite y comino en polvo al gusto.

2 Comentarios
  • La Selva Barcelona
    1 abril, 2019at6:03 pm

    Lo más importante es preparar bien las brasas, para mi mucho mejor carbón que leña, pero va a gustos!

Escribe un comentario

: