Blog

Guisantes frescos con panceta y gnocchi de patata

guisantes frescos

Con la llegada de la primavera aparece en el mercado uno de los productos estrella de esta época del año, los guisantes frescos, una planta de la familia de las legumbres. Su duración es tan corta que me lanzo a prepararlos de todas las maneras posibles, como si no hubiera un mañana, porque me encantan. Quiero enseñarte esta receta fácil y deliciosa en la que los preparo con panceta y gnocchi de patata.

Los guisantes tienen muchas propiedades beneficiosas para el organismo, contienen gran cantidad de vitaminas y antioxidantes, además de favorecer  la eliminación del colesterol “malo”. Su contenido en grasa es mínimo y aportan bastante fibra.

Su preparación no tiene ningún secreto, únicamente no excederse en el tiempo de cocción, que dependerá de su grosor y lo tiernos que estén. Importante tener preparada agua con hielo para sumergirlos  inmediatamente después de la cocción para que no pierdan ese maravilloso color verde tan intenso.

Si son lo suficientemente tiernos puedes incluso consumirlos crudos, como es el caso de los guisantes lágrima, también llamados “el caviar verde” que debido a su exquisitez es una de las variedades más caras.

Guisantes frescos con panceta y gnocchi de patata
Raciones: 4 personas
 
Ingredientes
  • - 350g de guisantes frescos desgranados
  • - 1 cebolla tierna (cebolleta)
  • - 1 diente de ajo
  • - 150g de gnocchi de patata
  • - 100g de panceta curada
  • - 4 huevos
  • - aceite de oliva
  • - sal
  • - pimienta
Preparación
  1. Prepara un bol con agua y hielo.
  2. Pon un cazo al fuego con abundante agua y cuando empiece a hervir incorpora los guisantes. Cuece durante unos 6-8 minutos dependiendo del grosor y inmediatamente después échalos en el agua con hielo para frenar la cocción y que conserven el color verde. Escurre y reserva el agua de la cocción.
  3. En esta misma agua cuece los gnocchi y retira cuando empiecen a subir a la superficie (ver receta gnocchi de patata).
  4. En una sartén al fuego pon un poco de aceite de oliva y añade la cebolla tierna picada fina y el ajo picado, sofríe unos minutos a fuego medio vigilando que el ajo no se queme.
  5. Añade la panceta cortada a tiras y saltea hasta que esté doradita.
  6. Incorpora a la sartén los gnocchi, remueve y deja al fuego 2 o 3 minutos. Por último añade los guisantes y cocina todo junto unos minutos.
  7. Sirve acompañados de los huevos poché (mira como prepararlos en la zona suscriptores).

 

guisantes2

guisantes3

Aprovecha la temporada de los guisantes frescos!

4 Comentarios
  • Patty Frattini
    3 mayo, 2017at5:24 pm

    Vaya plato! Ese huevo tiene premio. Besos

  • cocidodesopa
    3 mayo, 2017at8:58 pm

    No soy muy fan de los guisantes; nunca me han resultado gratos de comer por eso de que se me hacen bola. Hasta que recientemente estuve en Londres y te los sirven como guarnición en muchos platos. Descubrí los guisantes que no se te hacen bola en la boca, guisantes tiernos pero crujientes. Me enamoré de ellos.

    Lo mismo que me ha ocurrido con tu receta, y que voy a hacer sí o sí.

    Un saludo.

Escribe un comentario

: