Blog

a

Polvorones caseros de canela y almendra, fáciles y rápidos

polvorones

Luces por todas partes, regalos, villancicos, comidas en familia…, pero creo que pocas cosas hay más navideñas que los polvorones o mantecados, no recuerdo ninguna Navidad  en la que al acabar la comida no se presentara en la mesa la bandeja con estos dulces tradicionales.

Por más sabores y marcas diferentes que hayas probado te aseguro que ninguna es comparable al sabor de los polvorones caseros, mucho más finos y ligeros que los que se comercializan. 

polvorones

Hacerlos en casa tiene muchas ventajas además de su sabor incomparable, puedes hacer la cantidad necesaria (en vez de esas cajas llenas que nos duran hasta el año siguiente) y puedes hacerlos de tu sabor favorito (los que duran hasta el año siguiente son los que no gustan a nadie). Es un dulce que tiene poca dificultad y la masa es muy fácil de realizar a mano, al principio queda un poco terrosa pero con un poco de reposo en el frigorífico queda lista para estirar.

Polvorones caseros de canela y almendra
 
Ingredientes
  • - 300g de harina
  • - 150g de manteca de cerdo a temperatura ambiente
  • - 150g de azúcar glas
  • - 70g de almendra molida
  • - 1 cucharadita de canela
  • - semillas de sésamo
  • - azúcar glas para espolvorear
Preparación
  1. Lo primero que hay que hacer es quitar la humedad a la harina y la almendra, mézclalas y ponlas
  2. en una sartén a fuego medio y remueve hasta que empieza a tener un ligero color dorado, sin tostarse.
  3. Deja enfriar completamente.
  4. Añade la canela .
  5. Mezcla el azúcar con la manteca hasta obtener una pasta y añade la mezcla de harina y almendra.
  6. amasa hasta que esté todo bien integrado.
  7. Forma una bola, envuélvela con papel film y déjala en la nevera una media hora.
  8. Espolvorea la superfície de trabajo y extiende la masa a un grosor de 1,5 cm más o menos.
  9. Corta con el cortador de la forma que más te guste, espolvorea con las semillas de sésamo y hornea 12-14 minutos con el horno a 180°.
  10. Deja enfriar del todo antes de manipularlos ya que son muy delicados.

 

 

 

Sin comentarios
Escribe un comentario

: