Blog

dukkah

Qué es el dukkah, la aromática joya de la cocina egipcia

dukkah

Si alguna vez has oído hablar del dukkah, pero no sabes exactamente qué es, sigue leyendo porque vas a descubrir  una explosión de sabor que volverá locas a tus papilas gustativas. Y es que esta mezcla única de frutos secos tostados y especias, típica de la cocina egipcia será el condimento perfecto para muchos de tus platos.

Los ingredientes utilizados para preparar el dukkah varían, pero generalmente incluyen almendras, avellanas, semillas de sésamo, comino, cilantro, pimienta y sal. A partir de ahí, añade tus frutos secos favoritos o alguna hierba aromática para darle todavía más sabor.

Lo ideal es utilizar las almendras y la avellanas crudas, y tostarlas en el momento para obtener el mejor sabor. Y aunque tradicionalmente, esta mezcla de nueces se hace en un mortero (su nombre traducido del árabe significa “golpear”), en esta receta voy a  utilizar una picadora o procesador de alimentos. No te excedas en el picado, el dukkah necesita una textura gruesa, no en polvo, para mantener el crujiente.

Puedes utilizar la dukkah para dipear pan mojado en aove (la más habitual), como cobertura o corteza para carnes, pescados o verduras, para aderezar ensaladas, para poner encima de una tostada con queso o aguacate…, las posibilidades son infinitas. Y no sólo es delicioso, sino también saludable, ya que está repleto de proteínas, grasas saludables y antioxidantes.

¡Una vez lo pruebes será un habitual en tu mesa!

5.0 from 1 reviews
Dukkah, el maravilloso sabor de la cocina egipcia
 
Ingredientes
  • 75 g de avellanas
  • 40 g de almendras
  • 40 g de pistachos pelados
  • 4 cucharadas de semillas de sésamo blanco
  • 1 cucharada de semillas de hinojo
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de cilantro molido
  • una pizca de pimienta de cayena
  • sal
Preparación
  1. Pon las avellanas y las almendras en una sartén sin aceite y calienta hasta que empiecen a dorarse, removiendo para que se doren todas por igual (si lo prefieres compra los frutos secos ya tostados y calienta para liberar aromas). Coloca en el vaso de la picadora.
  2. Pon ahora las semillas de sésamo en la misma sartén y calienta hasta que estén doradas (cuidado que se hacen muy rápido).
  3. Coloca las semillas en el vaso de la picadora y añade el resto de los ingredientes y pica para trocear todo bien. Debe quedar picado, pero con una textura gruesa, no en polvo.
  4. Guarda tu dukkah en un bote durante dos semanas.

dukkah

2 Comentarios
  • Anna Monterde Millan
    4 mayo, 2023at9:41 am

    Tiene una pinta buenísima!!!

Escribe un comentario

: