Blog

Quiche de calabaza y queso azul

 

quiche de calabaza

Si algo me gusta cuando empieza el otoño es que llegan nuevos productos de temporada. Granadas, setas, y uno de mis favoritos, la calabaza. Es tan rica y versátil que es una gran aliada en la cocina y hoy te la traigo en forma de esta quiche de calabaza, cebolla confitada y queso azul que está de rechuparse los dedos.Y es que si las calabazas me gustan, las quiches no se quedan atrás. Cualquier ingrediente puede utilizarse, tanto dulce como salado y puede ser una buena receta de aprovechamiento cuando utilizamos esas verduras que nos quedan sueltas por la nevera. Tienes además la opción de

Si te gusta la calabaza no puedes perderte estas otras recetas que puedes encontrar en el blog como la crema de calabaza tradicional, o esta deliciosa versión con calabaza asada. Y no nos olvidemos del dulce, porque este bizcocho de calabaza y chocolate está de morirse!

Quiche de calabaza, cebolla confitada y queso azul
 
Ingredientes
  • - 400 g de calabaza sin piel
  • - 1 cebolla mediana
  • - 1 masa quebrada o brisa (puedes comprarla hecha también)
  • - 175 ml de nata
  • - 4 huevos
  • - 100 g de queso azul
  • - aceite de oliva
  • - unas hojas de tomillo
  • - sal
  • - pimienta
Preparación
  1. Corta la calabaza en trozos de unos 2 cm, colócala en una bandeja de horno y riega con dos cucharadas de aceite, sal y pimienta.
  2. Hornea a 180° 30 minutos y reserva.
  3. Pica la cebolla y pon en una sartén con un poco de aceite. Cocina a fuego bajo unos 20 minutos hasta que esté bien blandita. Reserva.
  4. Coloca la masa brisa en el molde para quiche, recortando los sobrantes del borde, pincha la base y cubre con papel de horno. Coloca encima garbanzos secos para que hagan de peso y hornea a 200° unos 15 minutos. Retira el peso y reserva.
  5. Bate los huevos junto con la nata, sal y pimienta.
  6. Mezcla la calabaza con la cebolla y el queso azul desmenuzado y las hojas de tomillo. Reparte por el interior de la masa y cubre con la mezcla de huevo.
  7. Hornea unos 40 minutos hasta que esté cuajada y la masa dorada y crujiente.
  8. Puedes servir la quiche de calabaza tibia o fría, está buenísima!

 

Sin comentarios
Escribe un comentario

: