Blog

calamares a la romana

Calamares a la romana caseros, trucos para que queden perfectos

calamares a la romana

Si hay una tapa a la que poner el adjetivo de «typical spanish» esa es sin duda la receta de hoy, vamos a hacer unos calamares a la romana caseros, y voy a darte todos los trucos para que te queden perfectos.

  1. El primer consejo no puede ser otro que comprar un buen producto, que los calamares estén bien frescos es el primer requisito para que nos queden de lujo.
  2. Limpiarlos a conciencia, retirar las patas, la piel y la plumilla interior. Como hay partes que no las vamos a utilizar, te aconsejo que las congeles y las utilices en un arroz por ejemplo.
  3. El tamaño de las anillas, ni muy grueso ni muy fino, mi medida ideal es entre 1,5 y 2 cm.
  4. Antes de enharinar seca bien las anillas de calamar, esto hará que se pegue bien el rebozado.
  5. Aunque con las cantidades que te doy en la receta a mi me queda la masa perfecta, siempre puede haber diferencias entre las harinas, por lo que puedes necesitar añadir más agua con gas para aclarar la masa o más harina para espesarla. Nunca debe quedar excesivamente espesa ni muy clara.
  6. La temperatura del aceite también es importante para una buena fritura, lo ideal es que esté a 180°. A mi me gusta utilizar el termómetro de cocina (si no tienes te recomiendo hacerte con uno, son muy útiles).
  7. Una vez fritos es importante escurrirlos en papel de cocina y no apilarlos para que no se queden blandos.
  8. Y por supuesto…servir inmediatamente!
Calamares a la romana, trucos para que queden perfectos
Raciones: 4 personas
 
Ingredientes
  • 4 o 5 calamares de tamaño medio-grande
  • 1 huevo
  • 100 ml de agua con gas
  • 75 g de harina
  • ¼ de cucharadita de bicarbonato
  • sal
  • 1 chorrito de brandy
  • harina para rebozar
  • aceite para freír
Preparación
  1. Bate el huevo y añade el agua con gas, la harina, el bicarbonato, el brandy y una pizca de sal.
  2. Mezcla hasta que no hayan grumos y quede una masa bien lisa.
  3. Deja reposar una hora como mínimo en la nevera.
  4. Limpia bien los calamares retirando las patas, la piel y limpiando bien por dentro. Corta los cuerpos en anillas de 1,5 cm más o menos y reserva para otras preparaciones las patas y las aletas (yo lo congelo para el arroz).
  5. Seca bien las anillas de calamar co papel de cocina y pasa por harina eliminando el exceso.
  6. Pon una sartén con aceite a calentar, lo ideal es a una temperatura de 180°, pasa las anillas enharinadas por la mezcla de huevo y fríe por los dos lados hasta que estén doraditos.
  7. Escurre en papel absorbente para retirar el exceso de aceite y sirve tus calamares a la romana caseros acompañados de rodajas de limón.

calamares a la romana

Sin comentarios
Escribe un comentario

: