Blog

croquetas de calabaza

Croquetas de calabaza asada y cebolla caramelizada

croquetas de calabaza
Ya vimos en el último post cómo asar calabaza así que ahora llega el momento de utilizarla en deliciosas recetas. Y con lo fan que soy yo de las croquetas no podía faltar en el blog esta delicia, croquetas de calabaza asada y cebolla caramelizada.

Al tener  la calabaza y la cebolla ese punto de dulzor, he dado el toque salado con el queso parmesano. Puedes utilizar también grana padano o incluso un roquefort o queso azul.

Es importante dar el punto correcto a la bechamel, si la dejamos demasiado líquida será difícil formar las croquetas y si está demasiado espesa no resultarán cremosas.

Yo la tengo a fuego bajo bastante tiempo, removiendo constantemente y cuando empieza la bechamel  a despegarse ligeramente de las paredes la retiro. Sin duda con la práctica cogerás el punto.

Croquetas de calabaza asada y cebolla caramelizada
 
Ingredientes
  • 50 g de mantequilla
  • 50 g de harina
  • 250 ml de caldo de pollo
  • 250 ml de leche
  • 75 g de calabaza asada
  • 2 cucharadas de cebolla caramelizada
  • 2 cucharadas de parmesano rallado
  • sal
  • pimienta
  • nuez moscada
  • harina, huevo batido y pan rallado para rebozar
Preparación
  1. Chafa la calabaza con un tenedor hasta tener un puré y deja escurrir en un colador 10 minutos para que suelte el agua. Reserva.
  2. Pon la leche a calentar sin que llegue a hervir.
  3. En una olla calienta la mantequilla hasta que funda. Añade la cebolla caramelizada y remueve para mezclar. Incorpora la harina, mezcla bien y cocina un par de minutos removiendo de vez en cuando.
  4. Vierte la leche en dos o tres veces removiendo con varillas para que no se formen grumos de harina.
  5. Una vez bien mezclad, añade el puré de calabaza, el parmesano, sal, pimienta y nuez moscada al gusto.
  6. Cocina hasta que esté espesa (que se despegue un poco de las paredes), yo la tengo una media hora a fuego bajo, removiendo a menudo para que no se pegue al fondo.
  7. Una vez haya espesado, retira y deja enfriar en nevera cubierta con papel film tocando la superficie.
  8. Forma las croquetas y pasa por harina, huevo batido y pan rallado. Deja enfriar en nevera una media hora para que no se nos abran al freír.
  9. Pon abundante aceite en un cazo y calienta (a 180°) y fríe las croquetas hasta que doren ligeramente. Deja escurrir en papel absorbente.

croquetas de calabaza

2 Comentarios
  • Luli Borroni
    19 octubre, 2020at1:30 pm

    ¡Qué ricas y sabrosas! La verdad es que me encanta la versatilidad de la masa de las croquetas y con calabaza no las había probado…¡en cuanto pueda las hago!

Escribe un comentario

: