Postres y tartas

brownie oreo

En mi casa el chocolate triunfa en cualquiera de sus formas pero el sabor intenso extra chocolateado de este brownie, su textura jugosa y el toque crujiente que le proporciona las galletas Oreo hacen que esta receta sea difícil de superar.

Comerlo ligeramente tibio acompañado de una bola de helado o nata montada es un auténtico placer, aunque si lo comes frío al día siguiente, simplemente espolvoreado con un poco de azúcar glas y acompañado de un vaso de leche fría sigue siendo espectacular, para no parar de comer!!

brownie oreo1


sacher3

La tarta Sacher és quizá la tarta más famosa del mundo y tiene su origen en la ciudad austriaca de Viena. Es un delicioso bizcocho de chocolate relleno de mermelada de albaricoque y cubierta con un glaseado de chocolate negro, cuya receta, junto con la de la CocaCola por supuesto, es uno de los secretos mejor guardados de mundo.
Como no he probado la sacher original, no puedo deciros si es igual, pero lo que si os puedo asegurar es que está de auténtico vicio!

sacher

Me he atrevido a variar el relleno ya que en casa no nos gusta la mermelada de albaricoque, así que la he sustituido por una deliciosa mermelada  de frambuesa casera (también la he probado con mermelada de fresa casera y es espectacular).

La tarta sacher si sirve normalmente como postre acompañada de nata montada, o con el cafetito, o simplemente porque nos apetece, si tenéis invitados el éxito está asegurado.

sacher1

 

Tarta Sacher
 
Ingredientes
  • - 6 huevos (separadas las yemas de las claras)
  • - 200g de azúcar
  • - 175g de chocolate para postres
  • - 125g de mantequilla a temperatura ambiente
  • - 120g de harina de reposteria
  • - un pellizco de sal
  • - 1 cucharadita de levadura
  • - Mermelada de albaricoque (o fresa, frambuesa...)
  • Para el glaseado:
  • - 200g chocolate negro
  • - 70g agua
  • - 65g mantequilla
Preparación
  1. Precalentamos el horno a 180°.
  2. En un bol batimos la mantequilla con 150 gramos azúcar hasta que esté cremoso.
  3. Añadimos el chocolate que previamente habremos fundido en el microondas o al baño maria, y mezclamos bien.
  4. Cuando esté todo mezclado vamos añadiendo las yemas de una en una batiendo bien antes de incorporar la siguiente.
  5. Tamizamos la harina con la levadura y la vamos incorporando poco a poco mientras mezclamos.
  6. Batimos las claras con los 50 gramos de azúcar restantes y el pellizco de sal, hasta que estén a punto de nieve. Las vamos añadiendo poco a poco a la preparación anterior con movimientos envolventes hasta que estén totalmente integradas.
  7. Y al molde!, previamente engrasado. Horneamos unos 45 minutos y cuando esté listo dejamos enfriar. Lo dividimos en dos capas, ponemos la mermelada, tapamos y extendemos una capa fina de mermelada por todo el bizcocho.
  8. Para el glaseado ponemos el agua en una cazo a calentar, ya fuera del fuego añadimos el chocolate y removemos hasta que esté fundido. Añadimos la mantequilla y removemos hasta que esté todo integrado.
  9. Ya solo nos queda poner el bizcocho en una rejilla y verter el glaseado, todavía caliente, por encima hasta cubrirlo por completo.